Bodas La Paz, Bolivia

Katalina & Javier

El día de la Boda.


Podemos decir que es uno de los días más esperados y con muchísimo tiempo de preparación y coordinación, lleno de nervios, ansiedad y estrés por cada detalle que no queremos que se nos salga de las manos. Idealizamos de la mejor manera ese día. El vestido de novia, el traje de novio y las mejores galas para celebrar la unión de 2 personas que consigo llevan un grupo de gente con mucha historia por detrás, la familia.

¿Pero realmente se puede decir que es el mejor día de tu vida? En nuestra opinión no necesariamente el día de tu boda tiene que ser obligatoriamente el mejor día de tu vida, y te preguntas… ¿Por qué pensamos que no es así? Siendo objetivos, esta no sería la mejor estrategia de marketing para poder vender nuestro trabajo, pues nos dedicamos a contar historias de la manera más real y humana posible, y te lo explicaremos en este nuevo post.

Desde que somos niños conocemos las historias de Disney y sus princesas oprimidas, de algún modo y la forma de romper cualquier hechizo es que un príncipe azul llegue, se casan y vivieron felices por siempre. Obviamente hay cierta verdad en esto y quiere decir que hay un cambio en nuestras vidas cuando llega la persona que nos mueve el piso y empezamos a vivir hermosos días con altas y bajas, cambia los colores de nuestra vida. Hasta ahí todo bien!

Pero también, existen circunstancias que llegan sin previo aviso en las que no estamos preparados para afrontar antes, durante y después del día de tu celebración, la vida se va poniendo en un nivel de dificultad donde no entendemos que es lo que está sucediendo. Puede que el día de tu boda llegues con las emociones contrarias a lo que supuestamente debes sentir estando en el altar, y saben qué? No está mal! porque somos seres humanos, sentimos y es parte de nuestra imperfecta existencia, dejemos de sentir la presión de que si no sentiste eso que la sociedad te pide, no amas a tu pareja. Seamos libres de sentir y dejarnos ser.

Queremos decirte que entendemos perfectamente todo lo que estas viviendo, y no te exijas sentir más de lo que sientes, eso no definirá el amor que sientes por tu pareja con quien decidiste cada día y decidirás estar a su lado. El amor es una decisión de todos los días.

Que no te dé pena no sonreír si no te sale del alma. Nosotros como seres humanos antes de fotógrafos estamos para ser tus cómplices y eso significa también ser empáticos contigo, más allá de las cámaras, existimos para poder ser mucho más que un servicio que contratas. Es por eso que amamos nuestro trabajo, porque podemos vivir contigo cada una de tus emociones y contar tu historia como tú la estas esperando y aunque estés con el alma partida, haremos lo mejor posible porque disfrutes también ese día tan trascendental de cambios en tu vida. GRACIAS UNA Y MIL VECES por darnos el privilegio de contar tu historia tu eres la Heroína y el Héroe de tu vida, no importa nada mas.

Sin más que decir les deseamos de todo corazón
Eternos tiempos de Amor!

Tags

fotógrafos de bodas empatia novias en bolivia